Carretera Perdida

Escrito por Luis perronegro. Publicado en Relatos

carretera perdida

Si hubiera algún camino donde no estuvieran tus ojos. Lo transitaría.

Me escondo en la rutina de los kilómetros, por una carretera perdida que desemboca en un trozo azul que pretende ser mar.

La monotonía a través de la ventana es un escaparate abierto, que me muestra todas los fotogramas en los que te encuentras.

Haría lo que me pidieras, ya lo sabes, eres la mejor. Dejaría este instante para acudir a tu lado.

Mientras tanto, corro, vuelo por el asfalto, curva tras curva.

Con el alma abierta. Sin cautela.

 

 http://luisperronegro.blogspot.com.es/

Add a comment (0)

La ventana indiscreta

Escrito por Luis perronegro. Publicado en Relatos

la ventana indiscreta2

Mil ventanas abiertas y entre ellas una indiscreta.

Sólo un muchacho mirando a través de ellas. Persigue en el horizonte el vuelo de los sueños que como cometas se alejan del suelo. No quieren conocer el dolor que allí se aposenta.

Mira como si hubiera algo aquí abajo que le sirviera. Algún destello, algún sonido que transforme su piel en lágrimas.

Cree haber encontrado motivos en algunos de aquellos ojos con los que se cruza en el parque. Aún no sabe que el amor es un pájaro libre que siempre se acaba yendo. No entiende de jaulas.

Mirar a través de la ventana le permite captar las pequeñas fotografías de la cotidianeidad. Y con ellas construye todos sus puzles.

http://luisperronegro.blogspot.com.es/

Add a comment (0)

Despertar

Escrito por Luis perronegro. Publicado en Relatos

Esperaba su despertar como quien espera un nuevo día sentado en la arena de la playa. Me quedaba mirándolos , observando como la anestesia se iba despejando en su rostro y como volvían a la vida después de un profundo coma.

Algunos podían llevar meses respirando a través de las máquinas que sustentaban su aliento, otros solo días.

Cuando despertaban y sus ojos agitados miraban con cautela las paredes del hospital, una vez que recomponían el ánimo e intentaban recordar el último minuto en el que estuvieron con vida, cuando se habían acomodado al lento latir de su corazón ya despejado, entonces las preguntas borboteaban incesantes.

Me preguntaban cómo habían llegado hasta allí, cómo estaba su familia o sus amigos, cuándo podrían irse, si todo su cuerpo continuaba en su sitio....

Un día se despertó la mujer de ojos verdes, cuya mirada podía atravesar toda la sala.
Esperé sus preguntas con la pausa de siempre. Tras un silencio que me pareció eterno , me pidió que apagara la luz para poder seguir soñando.

http://luisperronegro.blogspot.com.es/

Add a comment (0)

La casa encerrada

Escrito por Luis perronegro. Publicado en Relatos

dsc_0052_1

El aire no me llega a los pulmones, una pequeña partícula se filtra y mi lengua voraz se apodera de ella. No sé si estoy encerrado en una habitación o en un sepulcro, pero me falta el aire.

 

Con el mechero intento dar luz al espacio donde habito. Mis dedos se achicharran ante el calor que desprende la piedra del encendedor. Una pequeña luz parece surgir ahora, pero se difumina como una sombra en la oscuridad.

 

Sigo encerrado, debe ser ya domingo, suenan las campanas de la iglesia y parecen oírse los rezos como gemidos de parturientas. Hago el último esfuerzo por incorporarme, me levanto, grito y espero que la pesadilla se quede en la almohada. Pero no es así, no me despierto.

 

Estoy encerrado y no es un sueño. ¡¡¡¡ Alguien puede sacarme de la casa!!!!


Add a comment (0)

Me agota el sonido de los escaparates

Escrito por Luis perronegro. Publicado en Relatos

No puedo entrar en la tienda la dije.

Si pudiera lo haría. Por nada me perdería ese fluir incesante de personas, que arremeten contra la crepitud del escaparate para hacerse dueños del ultimo suéter que puebla el estante. Esa pasión que apenas durara los próximos cinco minutos, ese arrebatador desenfreno.

Nada me gustaría más pero las tiendas me generan angustia, mi corazón padece de pánico cuando me encuentro entre gente que grita ante perchas abandonadas.

No te preocupes mi amor la expuse, consume por mí, consume hasta morir, hasta que el oxigeno se escabulla y el dependiente fallezca entre pilas de pantalones.

Ella me miro, con esa mirada, que me decía que no supo qué encontró en mí.

Y yo me abalance hasta la puerta tecleando el teléfono, diciéndola que ahí fuera estaría esperándola todo el tiempo.

 http://luisperronegro.blogspot.com.es/

 

Add a comment (0)

La noche de las equivocaciones

Escrito por Luis perronegro. Publicado en Relatos

Cuenta la historia, que los bereberes al llegar el final del año, dedican un segundo a narrar todas las equivocaciones que les otorgaron los dioses.

Dicen que entonces miran al cielo estrellado en las dunas de Merzouga y cuentan cada uno de sus errores para que se queden gravados en el horizonte negro.

Es entonces, cuando se llenan los bolsillos de arena del desierto y arrojan los turbantes, que vuelan sobre el aire como si fueran halcones extraviados.

Sienten que han podido gravar sus extravíos en el firmamento.

Creen que los errores que se clavan en el cielo y que se desprenden de su espíritu  no volverán a presentarse.

Sueñan con no volver a equivocarse mientras la noche se despide de la luna amarilla.

 

 http://luisperronegro.blogspot.com.es/

Add a comment (0)

Más artículos...

En ruta 180

Metroesferic

skapamerica square

Los Paddington square